Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Mantenimiento de tus gafas



Consejos aumentar tu confort y la duración de tus lentes Crizal

  • Mantén tus lentes limpias: Limpia tus lentes Crizal con la gamuza que te ha entregado tu óptico. Si las manchas se resisten, échales un poco de agua tibia y unas gotitas de jabón neutro, enjuágalas con abundante agua hasta que el agua salga clara.
    Sécalas con un paño seco y suave.
    Coge el hábito de hacer una limpieza en profundidad de tus lentes al menos una vez al día con agua jabonosa, no olvides que ves el mundo a través de ellas.Y no te equivoques, aunque cuanto más transparente sea una lente más se ve cualquier cosa que se deposite en su superficie, ninguna lente se ensucia menos que las lentes Crizal.
    La suciedad sobre una lente es una zona traslucida no trasparente y el ojo se agota buscando el área de mejor visión. Entre los brillos de una lente sin anti-reflejante se esconde la falta de trasparencia.

  • Deja siempre tus gafas apoyadas hacia arriba: Las posturas de tus gafas también son importantes.De este modo evitarás que las lentes entren en contacto con superficies que puedan dañarlas.
  • Guárdalas en su estuche. Ya nos lo decían nuestras abuelas, coloca cada cosa en su sitio.Siempre que puedas déjalas en su estuche así evitaras que estén expuestas al polvo, además evitaras posible roturas. Cuando las saques intenta cogerlas siempre por el centro para evitar dejar marcas en ellas.
  • Quítate las gafas con cuidado: Es recomendable que te quites las gafas con las dos manos. Con este gesto evitaras que la montura se deforme y forzar las patillas. Que tu gafa se mantenga ajustada es fundamental para garantizar que miras por la zona de la lente
  • Evita exponer tus gafas al calor: Para que tu montura se conserve mejor y no se deforme evita exponerla a altas temperaturas como la guantera del coche o el salpicadero. El calor también daña las lentes oftálmicas por lo que debes buscar un lugar fresco para guardar tus gafas.
  • No les eches perfumes o lacas Si usas perfume o laca, quítate las gafas antes de aplicarlo para evitar dañarlas. Esos productos son muy abrasivos y dañan el tratamiento anti-reflejante así como el esmalte de las monturas.
  • ¿Tu montura necesita un ajuste? No lo dudes, si se te han caído las gafas o se te han desajustado por el uso, acude a tu óptico para que las revise. El óptico tiene material profesional para poder hacerlo con toda seguridad y aprovechará para hacerte una limpieza con ultrasonidos dejando tus gafas como el primer día.